CT estado seguro de salud para adultos http://www.totmataro.cat/comprar-kamagra.html pasar una prueba de droga de la esponja http://www.totmataro.cat/cialis-20mg-precio.html la mejor atención médica en el mundo

Crítica: A single man – Un hombre soltero

ariamgele 17 mayo 2010 0

Melancólica película del diseñador Tom Ford que incursiona en el séptimo arte con una cinta de amor nada fácil: Una historia trunca de amor homosexual en plena guerra fría.

La película está basada en una novela de Christopher Isherwood y cuenta un decisivo día en la vida de un profesor universitario homosexual que ha perdido recientemente a su pareja. Es tanto el dolor que debe sobrellevar que ese es el día en que decide acabar con su vida.

Es una historia de amor trágico de un intelectual que de a poco se va despidiendo de todos los recuerdos y de sus relaciones (de su única amiga, interpretada por la excelente Julianne Moore).

Párrafo aparte merece la actuación de Colin Firth. No se hubiera pensado que es capaz de tanta intensidad emocional al verlo actuar como Mark Darcy tantas veces (recomendable su interpretación en la miniserie de la BBCOrgullo y Prejuicio“). Sin embargo ha demostrado que es un actor muy versátil y que puede llevar adelante papeles muy comprometidos. Son merecidos los galardones que recibió Firth por este papel y es uno de los puntos más importantes para ver la película.


También es muy llamativa la forma de hacer cine de Ford y se nota que es un esteta. Las escenas de las películas son tan cuidadas como si fuera el más bello de sus vestidos. Es destacable cómo las escenas grisáceas se llenan de color cuando el profesor observa la vida en los demás y vuelven a estar grises cuando se enfocan en él mismo. Es una  mirada que quizá  significa despedirse de las cosas que lo rodean.

El tema de la homosexualidad no es el eje primordial de esta película sino más bien un accesorio más que enriquece el argumento. Bien podría haber sido una historia de amor heterosexual ya que lo que se desea plasmar es el sentimiento de agobio después de la pérdida.

Esta no es una película de acción y ni siquiera llega a ser muy entretenida. Es lenta, melancólica y triste. El espectador detallista y el sentimental podrá disfrutar de esta película pero no aquel que está demasiado acostumbrado al cine hollywoodense. Es una película intimista que posee un argumento simple y directo.

Sólo para aquellos que deseen un viaje a los sentimientos.

Imagen de previsualización de YouTube